Si la Fontana de Trevi se ha convertido en un icono cinematográfico fue gracias a ella: Anita Ekberg (1931-2015). Modelo, pin-up, actriz e icono tras su aparición estelar en ‘La dolce vita’ (Federico Fellini, 1960).

La estrella sueca, nacida en Malmö, provenía de Hollywood, a donde había llegado en los años 50. En 1951 fue Miss Suecia e intentó repetir con Miss Universo; no ganó el premio pero sí un contrato con Universal Pictures. Aunque la fama inmortal le vendría años después en la Fontana de Trevi.

A continuación hacemos un homenaje fotográfico a la auténtica fuente de la sensualidad.

Fuente:

Anita Ekberg: la fuente de la sensualidad